El Design Italiano es una inversión en algo más que un simple bien.
Es invertir bien. En el espacio, en la funcionalidad, en la calidad. Los retornos son inmediatos: mejor imagen, mejor ambiente, mejor rendimiento.

Dormir bien, alimentarse bien, estar en movimiento, relajarse.

La mayoría de nosotros ya escuchamos hablar de estas ideas, pero practicarlas es un tema bien diferente.

Sobre estar en movimiento, la realidad es muy sencilla: pasamos la mayor parte de nuestros días sentados. Cambiar este hábito es simple: tenemos que caminar más. Unos 10.000 pasos por día. Existen muchas técnicas, apps, mejoras de nuestras rutinas que pueden ayudarnos con eso.

La otra realidad también es sencilla: de todas formas, vamos a seguir mucho tiempo sentados. En ese sentido, la silla que elegimos para estar sentados es una parte importante de nuestra salud. Es importante para nuestra concentración, rendimiento, confort, relajación y para el cuerpo.

El Design Italiano es una inversión en algo más que un simple bien.
Es invertir bien. En el espacio, en la funcionalidad, en la calidad. Los retornos son inmediatos: mejor imagen, mejor ambiente, mejor rendimiento.